Atrás

Buscando setas en Małopolska

Buscando setas en Małopolska

Árboles con aroma a recina, bosques de alerces y otoño-teñido, bosques de hayas de color marrón rojizo son perfectos para pasear y relajarse. El dar un paseo por el bosque es una gran manera de descansar del ajetreo y el bullicio de la ciudad, así como una oportunidad de recuperarse en un entorno natural.

Árboles con aroma a resina, bosquecillos de alerces o de hayas doradas invitan a dar un paseo. Un paseo en el bosque ofrece descanso del bullicio urbano, una oportunidad para  cobrar fuerzas. Las excursiones en plena naturaleza ofrecen también una oportunidad de ir a buscar setas. Este tipo de excursiones pueden ser coronadas de éxito, pero de véz en cuando uno se puede ir con las manos vacías. La busqueda de setas tiene que comenzar al amanecer, asi se aumenta la probabilidad del éxito. Para no dañar las setas, hay que llevar una cesta de mimbre y un pequeño cuchillo, para cortar las setas justo al nivel del suelo y asegurar de este modo, que en el mismo lugar crezcan nuevos obsequios forestales. Las setas colectadas se puede secar, para poder preparar una rica sopa de setas después. De setas a menudo se prepara el relleno para empanadillas (sopa navideña de remolacha con empanadillas), crocetas o bolas de masa guisada. Muy popular son también salsas de setas para acompañar carne, p.e. salsa de boleto comestible o setas marinadas. Pero el mejor sabor tienen setas directamente de la sartén, p.e. huevo revuelto con cantarelas. Al pasear por el bosque se puede encontrar también frambuesas muy sabrosas y aromáticas. En los linderos de los claros crecen a menudo zarzamoras. Si nos fijamos con atención al suelo, encontraremos freseras y arándanos. Todas estas riquezas forestales saben mejor directamente de los arbustos. Las setas comestibles más populares son: boleto comestible, xerocomus, boleto picante, suillus, mízcalo, rebozuelo, macrolepiota, tricholoma, cantarela.

Reproducir Reproducir